Sin lugar a dudas, el sistema GPS (Sistema de Posición Global) es uno de los más logrados avances tecnológicos, el mismo que viene siendo aplicado de manera efectiva en cuanto lugar se utilice. Y es que este elemento que permite determinar exactamente la localización del usuario, trae infinidad de aplicaciones que ahora se hallan disponibles para toda la industria, el comercio y para la sociedad en su conjunto.

Específicamente hablando de autos, el GPS permite hoy en día indicarle al automovilista mediante un monitor, cuál es la ruta más conveniente a seguir en su trayecto, así como también la situación climática, la ubicación de congestiones vehiculares o la velocidad que el conductor puede desarrollar en las pistas.

El GPS en los autos funciona con una computadora que es alimentada con una gran base de datos constituida por mapas y un sistema de comunicaciones. Estos mapas van a ser interpretados por un sistema operativo específico que se asemeja a un ambiente gráfico de Windows.
De esta manera, el conductor puede planificar su recorrido indicando un punto de salida y otro de destino, para que el GPS oriente a través de toda la ruta los caminos a tomar y las desviaciones en el caso de imprevistos.

Los pilotos de competencias automovilísticas o fanáticos de off road utilizan con frecuencia el GPS como un sustituto de métodos tradicionales como son los planos o mapas impresos de la ruta a seguir durante su travesía.

Hoy en día, mientras el GPS va mostrando al conductor común la ruta más apropiada a seguir a través de una red de calles o carreteras interpretadas por el sistema del auto, el usuario podrá dedicar su atención completa al manejo y la seguridad de su vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *